Así las cosas; atrás, con todos y sus malas mañas, se quedó la agencia del braguetazo.

Anuncios