A diario emprendemos 100 y 1 búsquedas diversas. El tradicional buscador es Google, la parte que no nos aclaran es que todo lo que buscamos queda guardado para el uso de Google a su conveniencia. 
Se justifica con el echo de que nos brindan anuncios más acordes a nuestra personalidad y estilo de vida, sin embargo de fondo hay una violación a la privacidad, que en Europa ya ha sido vetada con leyes como las anti cookies. 

¿Tenemos un espía en nuestros bolsillos? ¿Y tú ya borraste tus datos de la base de Google? 

Anuncios